Cosas que los ebooks permiten

Las experiencias con los libros electrónicos, por mi parte, no han podido ser más satisfactorias. No estamos hablando tanto de dinero, pues que es un mercado que, aunque en alza, sigue siendo en facturación todavía marginal respecto al papel. Esta vez y sin que sirva de precedente, hablamos de lo creativo y también de interrelación con los lectores. Por ejemplo, con motivo de publicar en amazon El espejo de Salomón, saqué durante dos días Los lugares secretos a precio O en la misma Amazon. El libro, mientras estuvo así se colocó en el número 1 de las descargas, y luego ha andado sobrenadando entre el puesto sesenta y el doscientos en ventas. Ha sido una experiencia curiosa.

Y el haber publicado esos dos libros en electrónico me ha llevado por fuerza a revisitarlos. Eso siempre para un escritor es algo muy particular. Reencontrarte con tu propia obra, llenarte de satisfacción a detectar ciertos logros y de insatisfacción también cuando encuentras algo que ahora haría de forma que consideras mejor. He revisado ambas novelas, tratando de ser fiel a mi principio de que la revisión no puede alterar de forma drástica la novela. No por una razón. Ahora soy escritor de una forma y entonces lo era de otra. Es casi como entrar en la obra de otro autor, el que tú eras antes. Y cuando eso ocurre no puede ir uno «a saco», para entendernos. Pero sí puede mejorar, añadir algo aquí, cortar algo allá, etc.

Y esta vez han sido las dos novelas. No: Los lugares secretos no es la continuación del Espejo de Salomón como me han preguntado muchas veces. Son dos thriller históricos y comparten algunos personajes. Incluso la protagonista del Espejo de Salomón, Alejandra Espinosa, es personaje secundario en Los lugares secretos. Pero aparte de lo dicho, los dos libros no tienen más en común que el deseo de hacer pasar buenos ratos de lectura a quienes acceden a ellos, no tramas, ni situaciones.

Anuncios

5 comentarios en “Cosas que los ebooks permiten

  1. Supongo que esta entrada la has escrito para ti y no para pedir la opinión de tus lectores sobre las dos novelas, pero como hoy es una tarde muy triste y estoy que me llevan los demonios, y lo único que me ha alegrado el día ha sido tu nueva entrada, te voy ha hacer unas pequeñas observaciones. Cuando he leído la frase:” Ahora soy escritor de una forma y entonces lo era de otra”. Es cierto. He leído ambas novelas (solamente he leído tres, la otra es La Boca del Nilo) y en “El espejo de Salomón”, se nota un escritor más inexperto, con buenas ideas, pero todavía esperando cuajar un estilo de estructurar y de narrar la obra propio, es una obra fruto de las circunstancia exteriores (modas como “El código Da Vinci”), mientras “Los lugares secretos” es la obra de un escritor que sabe muy bien a donde va. Un escritor que está cuajando un estilo sencillo y sincero, sin artificios manieristas artificiales, que acercan la historia al lector. Los personajes femeninos esta un pelofín desdibujados, pero eres un hombre y los hombres entendéis poco de mujeres, y no me digas lo de Flaubert, con su Madame Bovary, que la pobre la falta mucha astucia femenina… Estoy esperando tú próxima novela para seguir tu crecimiento como autor, porque vas camino de hacerlo muy bien…Un cordial saludo.

  2. Pues he de decir que en realidad lo que ocurrió, y es interesante registrarlo, es que introducirme en el thriller fue un cambio brutal. Ya he dicho muchas veces que la novela histórica y la fantástica tienen más elementos en común de lo que parece a simple vista. El trhiller es un terreno totalmente distinto. Estoy encantado con El espejo de Salomón entre otras cosas porque creo que me hizo crecer como escritor, de la misma manera que lo volvió a hacer una novela negra que aún está por publicar. Por cierto que el thriller y la novela negra tienen menos en común de lo que parece a simple vista.
    Los lugares secretos fue más sencillo porque supuso transitar con pie más firme un camino que ya había recorrido.
    En cuanto a mi próxima novela, la veremos en octubre. Será una histórica, con Edhasa. Con mucha carga histórica, lo cual es siempre complicado de manejar por el riesgo de abrumar o incluso aburrir. Y ya adelanto que viene con sorpresa muy sorprende… pero hasta ahí puedo leer por ahora.

  3. No hay ninguna ofensa, al contrario, estamos dialogando. ¿Qué puede haberte inducido a pensar que me has ofendido? Explicaba un proceso propio de un escritor y tu comentario es interesante y me ha dado pie a comentar. Disculpa tú si algo ha dado a entender que me había enojado. Lo cierto es que me gusta evaluar el camino recorrido porque eso siempre ayuda a las nuevas etapas. Y además me gusta contar con tus comentarios en estos hilos.

    1. Gracias por tu confianza. Pero de todas formas acepta mis disculpas. No ha sido culpa tuya, he sido yo que lo he mal interpretado todo y aparte ando un poco susceptible estos días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s